www.poderjudicial.gob.ni    Mapa del sitio    
inicio Prensa Nivel Central quienes somos contactenos directorio notas de prensa videoteca
    
politicas de comunicacion poder judicial nicaragua
Oficinas de Prensa

Notas de Prensa

Bachillerato comunitario profesionaliza a servidores públicos

viernes 29 de noviembre de 2019


Escrito por Janelys Carrillo Barrios

* Conserje y conductor del Tribunal de Familia ponderan respaldo de la Corte Suprema de Justicia con implementación de programa diseñado para dos años y medio de estudio.

El sueño de profesionalizarse es una posibilidad real para una conserje y un conductor del Tribunal de Familia, que desde octubre pasado se integraron al programa “Bachillerato Comunitario” implementado por la Corte Suprema de Justicia, para las y los servidores públicos que no completaron sus estudios de secundaria.

La conserje Dorca Jasmina Bello Rubio, aprovecha los recesos en su jornada laboral para hacer los ejercicios de matemáticas.

Hace poco más de 30 años y contra su voluntad, Dorca Jasmina Rubio Bello y Ronald José Sánchez dejaron las aulas de clase, pero en octubre pasado sus corazones latieron emocionados cuando fueron llamados por la Corte Suprema de Justicia para recibir el material didáctico que usarán en el transcurso del Bachillerato Comunitario.

Mientras día a día lidian con las matemáticas, que es la materia que más “pesada”, sueñan con el día en que se graduarán como bachilleres para dar el gran salto a la universidad, donde ella piensa estudiar psicología, mientras él aspira a ingeniería en sistemas o ingeniería civil.

Con ellos también retomaron libros y cuadernos Brenda Soto Rodríguez, oficial de gestión de audiencias; Walter Martínez Mayorga, conductor; Yessenia Vásquez Hernández, conserje; Ismara Isabel Araica, oficial de Mensajería Interna; Francisco Sánchez Mendoza, conductor; Fátima Fernandez Abelares, operadora de equipo de reproducción; Celia Bertha Martínez Morales, conserje; Antonio Canales, jardinero y Maritza Urbina Ramírez, mesera.

El conductor Ronald José Sánchez (izq.), y otros compañeros del curso dedican el tiempo libre dentro de la jornada laboral para repasar las clases.

A Bello Rubio se le quebró la voz cuando aseguró que a su edad retomó el estudio porque quiere que el conocimiento enriquezca su mente y para que sus nietos se sientan orgullosos de ella. “Estudiar te abre el conocimiento, te quita las ideas ociosas de la cabeza y te sentís más joven”, aseguró, al indicar que motivó a su actual pareja para que también termine sus estudios de primaria.

Forjadora de profesionales
Aunque ella no tuvo la dicha de prepararse en su juventud, dada la pobreza en que su madre tuvo a sus ocho hijos, luchó hasta donde pudo para sacar el quinto grado, sin embargo, a los 16 años dejó de estudiar porque la maternidad se lo impidió.

“Ahora los padres le damos más importancia al estudio de nuestros hijos”, reflexionó, al asegurar que en medio de la escasez de recursos, logró que su hijo mayor se preparara como contador, otro estudia Derecho y la “cumiche” se recibirá como psicóloga en los próximos días.

Ronald José Sánchez.

En tanto, para Sánchez, volver a estudiar después de 31 años constituye la satisfacción de un deseo que albergó durante todo ese tiempo, en espera de la oportunidad que ahora le ofrece la CSJ. “Cuando supe del Bachillerato Comunitario no lo pensé dos veces, me inscribí y ya pasamos la primera materia (Lengua y Literatura); estamos con matemáticas, seguimos con inglés, ciencias naturales y estudios sociales”, dijo.

Recordó que en su juventud dejó de estudiar el tercer año de secundaria porque entonces laboraba para un matadero en Chontales y la distancia entre el trabajo y la escuela era de unos once kilómetros. Ese trajín terminó por agotarlo físicamente hasta que desistió de estudiar, pero sin olvidar su meta de volver a las aulas de clase para tener una profesión.

“Es una bonita experiencia; ahora estudio en la comodidad de mi casa; puedo usar internet para reforzar los conocimientos y comunicarme con los tutores para consultarles cualquier inquietud”, indicó el conductor, quien aseguró que tanto sus hijos mayores como la menor de diez años lo apoyan en su decisión de volver a estudiar.

Ronald José Sánchez, Francisco Sánchez Mendoza, Maritza Urbina y Walter Martínez, forman parte del grupo de estudiantes del Tribunal de Familia.

Confió que si se da la oportunidad y la Corte sigue apoyando la preparación de sus trabajadores, después del bachillerato quiere tomar la carrera de ingeniería en sistemas, ingeniería civil o inglés, en este último caso para convertirse en docente de ese idioma.

Bello Rubio y Sánchez lamentaron que de 80 servidoras y servidores que iniciaron el curso en octubre solo quedan activos unos 60, pues algunos creyeron que sería fácil y ahora que están obligados a aplicarse decidieron retirarse.

“A esas personas que son negativas; que dicen que (estudiar) es pérdida de tiempo, les digo que no es cierto, yo soy abuela, madre, esposa, estudio la palabra de Dios, soy conserje y ahora estudiante y para todo eso tengo tiempo”, dijo.

Para Sánchez, el Bachillerato Comunitario es una oportunidad única que todo el que la recibe debería aprovechar. “El tiempo pasa rápido, el estudio no mata a nadie y es lastimoso que tu institución te dé la oportunidad y te des el lujo de rechazarla”, planteó.

La conserje y el conductor agradecieron a la CSJ y las profesoras que se toman el tiempo para atenderlos y transmitirles sus conocimientos.
 

Esta noticia ha sido vista: 131 veces
Bachillerato comunitario profesionaliza a servidores públicos



Recomiendenos | Contactar
     

Discursos

 
Dia de la No Violencia
Ver videos completos


Dirección: Km 7 ½ Carretera Norte.
Teléfonos: ++505 2233 2128 / ++505 2233 0004
Relaciones Públicas de la Corte Suprema de Justicia · República de Nicaragua - América Central
Todos los Derechos Reservados 2005- 2014 ®
Sitio Web Desarrollado por la DGTIC

Ir arriba